Veggie, no sólo por ellos sino por todos

A raíz del gigantesco incendio en el Amazonas que comenzó en agosto pasado, ha quedado la interrogante de a quién beneficia una catástrofe de estas características. La respuesta ha sido casi inmediata: a la industria ganadera.

Cómo pudimos ver en el documental Cowspiracy, que está en Netflix al momento de esta publicación, la industria de la carne está en los primeros lugares entre las más contaminantes del planeta. Y si bien estas cifras están respaldadas por Naciones Unidas, parece ser que están siendo estratégicamente silenciadas para la opinión pública.

Te dejo el link a LaEcoesfera.com si aún no has visto el documental Cowspiracy, podrás encontrar su review y link a Netflix.

Documental: Cowspiracy

¿Es la industria de la carne la más contaminante?

Según un estudio respaldado por ONU Medio Ambiente, el consumo de carne es uno de las formas más destructivas de dejar huella en el planeta. «Si por ejemplo las vacas formaran un país, éste sería el tercero en emisiones de gases de efecto invernadero» (fuente: Noticias ONU). Ésto debido a la emisión de metano, lo que la convierte en una de las industrias que más contribuyen al calentamiento global.

La industria de la carne no sólo es ganadería, también está la industria pesquera y avícola. Si bien estás 3 industrias, debido a su producción descontrolada, contribuyen con su alta huella de carbono al calentamiento global, la ganadería es una de las principales contaminante.

Los factores que debemos contemplar para darnos cuenta de esta situación crítica son:

  • Alto nivel de CO2, debido a la emisión de metano.
  • Huella hídrica por excesivo uso de agua en su producción.
  • Uso de suelo. El terreno ocupado para la crianza de animales ocupa alrededor del 80% de la tierra agrícola, pero sólo contribuye al 18% de las calorías a nivel mundial.
  • Producción agrícola ineficiente, ya que se cultiva más para alimentar ganado que para alimentar a las personas.

En resumen, el problema ambiental que genera la industria de la carne se traduce en el empeoramiento del calentamiento global debido a sus altas emisiones de metano; la huella hídrica por el excesivo uso de agua para la producción ganadera en desmedro del agua disponible para la agricultura y en algunos casos peor aún, para el consumo humano; el uso y abuso del suelo, por ejemplo uno de los factores principales del gran incendio del Amazonas se debió por la «quema controlada» para despejar terrenos para la ganadería; y la producción agrícola ineficiente, debido a que muchos terrenos han sido destinado para alimentar a los animales en desmedro de la agricultura, generando incluso el desplazamiento de pequeños productores agrícolas y asentamientos.

Cuando quitarle la vida a un animal es quitarnos días de sustento.

Convertirse en vegetariano o, más responsable aún, en vegano es una cuestión de sustentabilidad. Si bien los primeros integrantes de estos movimientos fueron personas que motivadas por su amor a los animales decidieron dejar de comer carne. Luego la evolución de este movimiento fue el veganismo, integrado por personas que dejaron de consumir productos derivados de animales.

Actualmente muchas de las personas que estamos optando por una vida vegetariana o vegana lo hacemos por conciencia. Porque si bien respetamos a los animales, también nos queremos y respetamos a nosotros mismos. Y es por ese amor y respeto que queremos un planeta del cuál disfrutar, no tener que sufrir por emergencias clímaticas, ya sea por sequía, huracanes, tifones, etc. Ya no se trata sólo dejar un mejor lugar para las futuras generaciones, es tener un lugar donde la generación actual pueda vivir bien, confiando que así podrán existir futuras.

Apertura de Nuevos Nichos y Mercados

Mi idea no es deprimir a quien lea estás líneas, no estoy proponiendo cerrar por fuera y largarnos. Al contrario, mi intención es decir «arremangate las mangas y pongámonos a trabajar porque hay mucho por hacer«.

En 2018, se estimaba que los vegetarianos (vegetarianos y veganos) habían crecido un 350% sólo en Reino Unido, llegando a significar el 9% de su población, siendo el tercera tasa más alta en Europa.

Hasta 2018 se estimaba que le 8% de la población chilena se declaraba vegetariano. Mientras que el Presidente de la Corporación de Carne de Chile declaró para CNN que entre 2010 y 2017 «hubo una baja de un 27% en el número de cabezas de ganado para esta industria«, siendo la disminución más grande de los últimos 50 años.

Estás cifras demuestran el crecimiento de quienes han optado por dejar de consumir carne, pero también hay otro mercado que sin dejar por completo la carne a cambiado sus hábitos alimenticios por uno de consumo responsable. Cambiando carnes rojas por blancas y disminuyendo su consumo anual. Generando que proliferen las tiendas y almacenes veggies (para vegetarianos y veganos) y orgánicos (con productos saludables, orgánicos, de venta a granel).

Estos cambios de comportamiento nos abren una ventana para la creación de nuevos negocios y de paso abriendo la posibilidad de que el cambio de alimentación se pueda dar por la variedad de ofertas que entregan las empresas a la comunidad.

Conceptos claves para ingresar a estos nuevos negocios.

Si tu emprendimiento lo quieres orientar a contribuir en la solución, o deseas darle un giro a tu empresa clásica incorporando estos nuevos nichos, entonces se abrirá un mundo nuevo donde hay mucha información por estudiar. Para comenzar sólo te daré estos conceptos y dependiendo de cómo quieras enfocar tu aporte deberás profundizar en ellos para conocer más.

  • Vegetarianos: Personas que no consumen carnes (ya sea vacuno, cerdo, aves, peces)
  • Veganos: Personas que no consumen productos derivados de animales, es decir, adicional a no comer carne, no consumen huevos, miel, lácteos, ni cualquier producto que provenga de animales.
  • Naturistas: Personas que utilizan agentes naturales para la conservación de la salud y el tratamiento de las enfermedades. Por ejemplo consumen hierbas, frutos secos, alimentos orgánicos, etc.
  • Comida Ayurvédica: La Ayurveda es el conjunto de conocimientos dentro de un sistema holística y preventivo para el cuidado de la salud. Por lo que la Cocina o Comida Ayurvédica cumple este fin con el uso de hierbas, especias, bebidas y alimentos para cada tipo de cuerpo.

Esto dejó de ser por moda o tendencias, esto es personal.

Cuando te enteras que producto de la sequía mueren animales; que el clima cambia vertiginosamente y entre las principales causas está la deforestación porque se ocupan los campos en la crianza de ganado; cuando el exceso y mala administración de antibióticos en los animales generan bacterias resistentes, que a su vez reproducen nuevas generaciones de cepas inmunes a los antibióticos poniendo en riesgo la salud humana; cuando familias completas deben desplazarse para poder seguir viviendo, ya sea por buscar mejores condiciones de servicios básicos por la sequía o porque las condiciones climáticas hacen que la agricultura muera; es en ese momento en que debes parar y reflexionar. Es lo que hice y mi conclusión es esta: «esto no es sólo por cuidar a las vacas, aves y peces, esto es por todos los animales que habitan el planeta, incluido nosotros los humanos. No debemos olvidar que somos sólo una especie más. Esto es personal.«

Pilar Vial

Volver arriba