Responsabilidad Social Empresarial, no es una carga es mi hermana

Puede que el título de este artículo suene extraño, pero para otros puede que suene familiar y no entiendan el porqué. Escuchando clásicos del rock me encontré con el tema de The Hollies «He Ain’t Heavy, He’s my brother«, y me pareció una buena analogía para describir el camino del emprendedor. Pero también la letra hace alusión a realizar un acto adicional que no es una obligación si no un compromiso por el bien de otros, así que aquí estoy escribiéndoles sobre Responsabilidad Social Empresarial.

Como definición podríamos decir que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es la contribución voluntaria que realizan las empresas para el beneficio de la sociedad. Pero no existe una definición universal para este término. Esencialmente es respetar los valores éticos, las personas, las comunidades y el medio ambiente. Este beneficio va desde mejores empleos, contribución en el área de la cultura y/o educación, medio ambiente, etc.

Si bien la RAE tiene una definición para el término Responsabilidad Social Corporativa, éste no es una definición aplicable para todos los casos, incluso si nos guiamos por parámetros legales en algunos países.



1. Gral. Apoyo, generalmente económico, dispensado por parte de las empresas a causas y organizaciones de interés con el objetivo de mejorar la imagen de las primeras.

2. Merc. Integración voluntaria para las empresas de los distintos intereses afectados por su actividad en sus operaciones comerciales y sus relaciones con terceros.

RAE – Real Academia Española

Para saber más al respecto puedes leer sobre Responsabilidad Social Empresarial en LaEcoesfera.com

Las cosas por su nombre

Por mi trabajo he conocido emprendimientos de diferentes lugares. Al revisar sus webs y redes sociales oficiales se definen como empresas o emprendedores ecológicos, sustentables o sociales. Hasta ahí todo muy bien, pero al revisar su propuesta, su funcionamiento, su discurso, me doy cuenta que en realidad no lo son.

Si bien son emprendedores con mucha energía y disposición en ser un aporte a la sociedad y/o al medio ambiente, en realidad no son empresas ecosustentables. Pero no necesariamente se trata de GreenWashing, si no de empresas que tienen un alto compromiso social, o poniendo en marcha su responsabilidad social empresarial (RSE).

Sí, no son ecoemprendedores. Y sí, son empresas amigas.

Diferenciarse no es apartarse

Si bien estas empresas no son ecosustentables, van por un muy buen camino por cuatro razones:

1.- Aporte Social: Cuando se trabaja por el bien común siempre será positivo y bien recibido. Si ese trabajo está dentro del funcionamiento de la empresa, es decir, si esa acción la empresa no funciona, entonces estamos hablando de una empresa social, ecológica y/o sustentable. Si este trabajo es una acción adicional a la empresa, es decir, sin no se ejecuta esta acción la empresa puede seguir funcionando, entonces estamos hablando de RSE.

2.- Educación Empresarial: Cada empresa que acciona la RSE, por defecto la hace pública, por ende no sólo es una señal positiva en su imagen, sino que a través de sus actos educa y motiva a otras empresas a accionar de la misma forma.

3.- Potenciales Clientes para EcoEmpresas: Una empresa tradicional que quiere llevar a cabo su RSE, seguramente requerirá de profesionales y empresas ecosustentables que le permitan accionar. Como leíste anteriormente, la RSE no es una parte fundamental en el funcionamiento de la empresa, por lo que probablemente no tendrá un departamento, área o profesional exclusivo para esta área. Por esta razón es una excelente oportunidad ser clientes de las Empresas Ecosustentables.

4.- Futuras Eco Empresas: Muchas empresas que hoy accionan su RSE, descubren nuevos nichos para ser un aporte social y a la vez ser rentables, por lo que en el futuro pueden transformar modelo de negocio o crear nuevas empresas para convertirse en ecosustentables.

Por estas cuatro razones es que las empresas que accionan la Responsabilidad Social Empresarial no son lejanas a las empresas ecosustentables, si no que son parte de la familia.

Pilar Vial

Volver arriba