Packaging / Envase

El Packaging es la ciencia, arte y tecnología para contener un producto con la finalidad de protegerlo, preservarlo, facilitar su almacenaje y distribución, información, venta y utilización del mismo.

Si bien el Packaging se traduce como envase / envasado, en la práctica es más que sólo esta función. También las etiquetas están consideradas dentro de esta materia, mientras que en español envasado y etiquetado se consideran puntos apartes. Para objetivos prácticos en este articulo lo usaremos como sinónimos, pero es importante que tengas claro este punto.

Hoy en día la importancia del envasado ha sobrepasado las áreas mencionadas anteriormente. Ha tomado relevancia el factor marketing dentro del packaging, ya que un envase atractivo puede contribuir al posicionamiento de marca, por lo que ha pasado a ser una herramienta más del marketing.

En algunos casos ha forzado a generar un doble envasado para cumplir los objetivos de marketing. Una primera capa con las funciones clásicas de protección, preservación, transporte (almacenaje y distribución), y una capa adicional enfocada en marketing, información, venta y uso. Sin importarles la generación innecesaria de desechos.

En algunos casos, los objetivos de Marketing superan la lógica.

Un caso extremo donde los objetivos de Marketing superan a la responsabilidad de la empresa con la sociedad, es lo ocurrido en Ecuador. La empresa Plátano Macho S.A. decidió en 2003 producir plátanos sin cascara envasados al vacío, con el objetivo de retrasar el proceso de descomposición para sus clientes en el extranjero.

Lamentablemente esta práctica no es una excepción, si no que otras empresas han seguido replicándolo sin importar la cantidad de basura, usualmente plástica, que se genera por esta estrategia de envasado.

Lo crucial del Packaging en el futuro de nuestro medio ambiente.

La importancia del packaging en la sustentabilidad parece obvio, pues es un elemento adicional a lo que estamos pagando. Es decir, su utilidad llega hasta que hacemos uso del producto en su interior, posterior a eso se convertirá en basura. No obstante, existen varias alternativas para sacar un resultado positivo a este item que en algunos casos es imprescindible.

Si pensamos que en un supermercado, tienda por departamento, ferretería, farmacia, etc., cada producto que se vende va asociado a un envase, es lógico el pensamiento de generar basura es inevitable. Si revisas los basureros de tu casa probablemente la mayor parte de lo que encuentres sean envases de algo, ya sean alimentos, ropa (recuerda que las etiquetas son parte del packaging), artículos electrónicos, etc.

Si pensamos que mes a mes se transportan toneladas de basura en cada ciudad, provincia o comuna, entonces estamos ad-portas de ser tapados en envases.

¿Esta visión catastrófica podría cambiar?

Sabemos que si nos venden un cepillo de dientes, querremos saber que ha estado aislado del ambiente para evitar que se contamine, aunque cuando lleguemos a casa lo limpiaremos de todas maneras. Sabemos que el envase en este caso es un factor importante. Pero otro caso distinto es ir al supermercado a comprar una Piña y que nos den la opción de pelarla en una maquina y llevarla en un envase de plástico. Si bien la responsabilidad de generar esa basura adicional queda en el cliente, también es cierto que las empresas tienen la posibilidad de educar a sus consumidores para evitar este tipo de actos.

En otras palabras, es responsabilidad de las empresas la oferta que se le entrega a los consumidores. Por esto es importante buscar una alternativa responsables con el medio ambiente.

Continuamente estoy buscando nuevas ideas e innovación en el tema de packaging. Te dejo mi tablero para que puedas seguirlo y puedas sacar provecho de esas ideas que están en la red aguardando por ser parte de tu emprendimiento

Continuamente estoy buscando nuevas ideas e innovación en el tema de packaging. Te dejo mi tablero en Pinterest para que puedas seguirlo y así sacar provecho de esas ideas que están en la red aguardando por ser parte de tu emprendimiento .
Pilar Vial

Qué evaluar al momento de elegir Packaging

Como sabrás, existe una infinidad de productos en el mercado por lo que una política rígida sobre packaging o envasado sería imposible. La alternativa es innovar y dar a conocer esos avances tecnológicos. A continuación algunos puntos a considerar al momento de evaluar que Packaging vas a utilizar o preferir:

Envases Biodegradables: envases cuyo material tiene la capacidad de ser biodegradado, es decir, este material en un proceso natural (sin intervención) y por acción biológica, cambia y pierde sus propiedades. Cuando el material es biodegradable significa que es posible que sea digerido por otros organismos, de esta forma vuelven a ser parte del ciclo natural. Sólo los bioplásticos son biodegradables, en cambio los plásticos en base a petróleo se convierten en una arena fina y no pueden ser digeridos por microorganismos.

Cuidado aquí, los envases o materiales degradables son sólo aquellos que se rompen (es decir, pierden su capacidad de estar unido), se quiebran o se muelen quedando en polvo, pero esto no disminuye su impacto ambiental pues simplemente cambia de forma. Algunas empresas lo consideran como un aporte ambiental ya que al degradarse ocupa menos espacio en los rellenos sanitarios, pero en realidad sigue siendo el mismo material sólo que compacto, muy distinto a la posibilidad de biodegradarse y volver al ciclo de carbono de la tierra.

Envases Compostables: Los envases compostables son aquellos que se biodegradan, pero bajo ciertas condiciones y en un tiempo determinado. Estos 2 factores, condiciones y tiempo, no son al azar. Si un envase con estas condiciones queda en una caja hermética al vacío puede tardar siglos en descomponerse. Por eso es importante la información que se le entrega al cliente y usuario final.

Envases Utilitarios: Son aquellos envases que tienen un uso práctico, evitando la adquisición de nuevos productos. Volviendo al ejemplo del cepillo de dientes, en vez del típico cartón con carcasa plástica podríamos cambiarlo por un estuche que permitiera transportarlo dentro del bolso. Otro caso de envase utilitario es el que verás a continuación, donde el mismo envase de transporte (que evita el uso de la bolsa plástica) sirve como colgador de la prenda.

Hay que tener en consideración de que el uso del envase sea un accesorio que se necesita y reemplaza la adquisición de otro producto. Convertir el envase en un accesorio innecesario no contribuye al medio ambiente, pues no está sacando de circulación otro producto que terminará en la basura, y probablemente debido a su poca relevancia terminará ahí de todas maneras. De ser así, sólo estaríamos retardando su tiempo de expiración en vez de disminuir su impacto ambiental.

Minimizar envases: Volvermos al ejemplo del plátano y la piña. Estas frutas ya tienen un envase natural biodegradable. Envasarlas en una capa adicional por marketing, «solucionando un problema» que no es más que marketing para generar artificialmente un diferenciador, es perjudicial para: el medio ambiente, los clientes generarán más basura, tu municipio invertirá más en costos de gestión de residuos, y el relleno sanitario crecerá innecesariamente. Adicionalmente, gracias a la toma de conciencia de los consumidores, la marca que utiliza estas prácticas pronto verán afectada su imagen de forma negativa.

Minimizar los envases es beneficioso también para las marcas, porque significa bajar costos. El punto es hacerlo de forma inteligente, de tal forma que tengamos todas las propiedades de lo que significa el packaging sin generar un impacto negativo al ambiente.

¿Podremos obviar el Packaging al hablar de Sustentabilidad?

La importancia del Packaging en el mercado dejará de ser sólo un factor cosmético o de marketing, si bien seguirá cumpliendo estas funciones, pasará a ser clave dentro de las estrategias de sistemas dentro de una empresa.

El mejor ejemplo es que cada vez son más las empresas que optan por el sistema de Economía Circular. En este sistema el packaging está dentro de sus procesos de evaluación de bucles productivos, este aspecto debe evaluarse y es imposible obviarlo.

La relevancia no será de un día para otro, es cierto, pero dependerá de cada empresa hacer que ese paso se acelere. Hay normativas que lo fomentan, pero al existir variedad de productos es imposible regular todo. Por eso es importante conocer este concepto tanto como ecoemprendedor, como consumidores.

Pilar Vial

Volver arriba